Todo sobre cada síntoma de la menopausia
mujeres pasando por la menopausia

4 consejos para combatir la gripe y sudoración nocturna

Los sudores nocturnos son un reclamo común para las personas que padecen influenza, más comúnmente conocida como gripe, es una condición debilitante que generalmente dura alrededor de una semana y su fiebre sintomática causa sudoración excesiva. Hay formas de evitar que los sudores nocturnos empeoren sus síntomas de la gripe; descubra concejos efectivos para controlar los sudores nocturnos de la gripe aquí.

4 consejos para combatir la gripe y sudoración nocturna

Entendiendo la gripe

La gripe es una infección viral del tracto respiratorio que trae consigo tos, dolores musculares, secreción nasal, dolores de cabeza y fiebre alta. Es esta fiebre la que causa los sudores nocturnos. El cuerpo combate las infecciones al aumentar su producción de glóbulos blancos, lo que incita al termostato interno del cuerpo, el hipotálamo, a detectar un aumento de la temperatura corporal. Cuando la temperatura interna del cuerpo alcanza más de 100.4 ° F (38° C), esto se conoce como fiebre. El cuerpo reacciona para enfriarse al expandir los vasos sanguíneos que están cerca de la piel para provocar enrojecimiento y producir una cantidad excesiva de sudor.

Al sufrir síntomas de gripe, hay pasos que puede tomar para hacer frente a la sudoración nocturna ajustando su entorno.

1

Enfriar lentamente

Es fácil asumir que sumergirse en un baño frío o presionar una compresa de hielo en la piel lo enfriará rápidamente. En realidad, esto disminuirá rápidamente la temperatura de la piel, lo que provocará que su cuerpo reaccione para calentarse nuevamente al temblar, prolongando así el síntoma. Intente resistirse a enfriarse rápidamente y busque formas de alcanzar una temperatura constantemente fría (por ejemplo, tomando un sorbo de agua fría) en lugar de confundir su hipotálamo con los cambios ambientales extremos.

2

Mantener el dormitorio fresco

Mantener un ambiente para dormir constantemente fresco es la forma más efectiva de sobrellevar los sudores nocturnos. Evite el uso de calefacción central en su dormitorio; use capas de mantas transpirables que se puedan quitar o agregar fácilmente si tiene demasiado calor o frío durante la noche, y duerma con una ventana abierta para ventilar la habitación con aire fresco y fresco.

3

Usar ropa de dormir transpirable

La elección de la ropa de dormir hace toda la diferencia en la ligereza de los sudores nocturnos. Los pijamas hechos de telas sintéticas, como la seda, son restrictivos y pueden adherirse a la sudoración de la piel, creando una sensación húmeda y desagradable y pegajosa. Por el contrario, dormir desnudo o usar pijamas sueltos de algodón permite que el aire acceda a la piel más fácilmente para mantenerla fresca y ventilada.

4

Estar al tanto de otros síntomas

Es una buena idea vigilar los otros síntomas que está experimentando para controlar su recuperación de la gripe, pero también para asegurarse de que su sudoración no sea sintomática de ninguna otra infección poco común como la neumonía, bronquitis, meningitis y ciertos tipos de cáncer. Si nota algún síntoma alarmante que no coincida con los de la gripe, hable con su médico. Además, si nota que su piel o uñas se tornan azules, aumento de los latidos del corazón, dificultad para respirar o ausencia de orina, busque atención médica de inmediato.

Si los síntomas de la gripe empeoran o no desaparecen en dos semanas, asegúrese de buscar atención médica, ya que podría ser un signo de complicaciones post-influenza. Las técnicas mencionadas anteriormente para aliviar la sudoración nocturna mientras padece la gripe deben ayudarlo a dormir bien y dar a su cuerpo el descanso suficiente para combatir la infección. También te pueden interesar algunos remedios caseros para los sudores nocturnos, algunos de los cuales también pueden darle un gran impulso a tu sistema inmunológico.