Todo sobre cada síntoma de la menopausia
mujeres pasando por la menopausia

34 Síntomas de la Menopausia

Muchas mujeres experimentan síntomas físicos y emocionales durante la perimenopausia, causados por el desequilibrio hormonal. Por lo general, una mujer comenzará a experimentar síntomas de la menopausia alrededor de los 40 años a medida que la capacidad reproductiva de su cuerpo empieza a decaer.

34 Síntomas de la Menopausia

34-menopause-symptoms.com ha sido diseñada para guiar a las mujeres a través de la menopausia con mayor facilidad, proporcionando el conocimiento necesario para su tranquilidad. En esta página web encontrará información útil sobre los tratamientos a seguir para los síntomas de la menopausia y sugerencias prácticas para aliviarlos.

Las mujeres pueden buscar información útil sobre cualquiera de los 34 síntomas de la menopausia, ya sean sofocos, sudores nocturnos, períodos irregulares, pérdida de libido, sequedad vaginal o cualquier otro síntoma.

1

Sofocos

Sofocos

Los sofocos, también conocidos como bochornos, son una sensación repentina y transitoria de calor que se extiende por el cuerpo, creando enrojecimiento que es particularmente notable en la cara y la parte superior del cuerpo. La experiencia de los sofocos puede oscilar entre sensación ligera de calor y una sensación de llamas envolventes.

Los calores son el resultado de la reacción del cuerpo a la reducción gradual de la producción de estrógeno, que ocurre naturalmente cuando las mujeres se acercan a la menopausia. No todas las mujeres experimentan sofocos, pero más de la mitad lo hacen. Se estima que entre el 75 y el 85% de las mujeres experimentan bochornos durante la perimenopausia.

Leer más... Volver al inicio
2

Sudoración nocturna

Sudoración nocturna

Los sudores nocturnos se clasifican como sofocos intensos que ocurren durante la hora de dormir, acompañados de episodios intensos de sudoración. También conocido como "hiperhidrosis del sueño", los sudores nocturnos no son en realidad un trastorno del sueño, sino un trastorno de la transpiración común que ocurre durante el descanso en las mujeres durante la menopausia.

Estos episodios de sudoración nocturna pueden variar en severidad de leves a intensos, y normalmente son causados por un desequilibrio hormonal combinado con factores ambientales, como un ambiente excesivamente cálido.

Para muchas mujeres, la experiencia de sudores nocturnos es tan grave que interrumpe el sueño y puede aumentar la irritabilidad y el estrés en la vida diaria. Los sudores nocturnos también pueden ser la consecuencia de otras enfermedades por lo que es importante llegar a la raíz del problema antes de buscar opciones de tratamiento.

Leer más... Volver al inicio
3

Menstruación irregular

Menstruación irregular

La mayoría de las mujeres experimentarán períodos ausentes, cortos o irregulares en algún momento de sus vidas. Una amplia gama de condiciones de salud puede causar periodos irregulares, aunque durante la perimenopausia la causa más común es el desequilibrio hormonal.

Los períodos pueden llegar más temprano o más tarde que antes; el sangrado puede ser más ligero o más pesado de lo normal; y los períodos pueden ser breves o continuar por lo que parece una eternidad. Asimismo, los períodos de "manchado" (sangrado entre períodos) también son síntomas comunes del desequilibrio hormonal.

La irregularidad menstrual es más común en una mujer de alrededor de 40 años cuando se acerca a la menopausia; siendo la causa más probable la disminución de los niveles de estrógeno y progesterona.

Leer más... Volver al inicio
4

Pérdida de libido

Pérdida de libido

Todos experimentan picos y caídas en el deseo sexual, que podrían ser causados por una diversos de factores. Sin embargo, para las mujeres que atraviesan la perimenopausia, esta caída repentina en el deseo de actividad sexual puede ser desalentadora. En mujeres mayores de 40 años, la principal causa de bajo deseo sexual es el desequilibrio hormonal, principalmente la deficiencia de hormonas sexuales. La pérdida de libido también puede ser causada por otros síntomas de la menopausia, como sequedad vaginal o depresión, o por medicamentos recetados.

Es importante no confundir el deseo sexual con la función sexual. Esta página web brinda información sobre el apetito sexual y  las razones hormonales y emocionales detrás del bajo deseo en las mujeres durante la transición a la menopausia.

Leer más... Volver al inicio
5

Sequedad vaginal

Sequedad vaginal

La sequedad vaginal es la pérdida de humedad dentro del canal vaginal, la misma ocurre cuando la sensación usualmente suave del revestimiento de la vagina desaparece, provocando síntomas tales como picazón e irritación. Cuando los niveles de estrógeno disminuyen durante la perimenopausia, el tejido vaginal se vuelve más delgado y menos elástico. La falta de lubricación hace que las relaciones sexuales se vuelvan incómodas, y la vulva con frecuencia pica, se irrita fácilmente y es más propensa a las infecciones.

Una versión extrema de la sequedad vaginal es la atrofia de la vagina y vulva, donde se vuelve más pequeña en ancho y largo. Este síntoma puede aparecer debido a una caída repentina de estrógeno durante la menopausia, ya sea natural, prematuro o quirúrgico. La sequedad vaginal puede ser uno de los síntomas de la menopausia más impacto físico y emocional, y es importante buscar tratamiento para esta condición si comienza a afectar su vida sexual.

Leer más... Volver al inicio
6

Cambios de humor

Cambios de humor

Los cambios de humor durante la menopausia son comunes, pero pueden ser difíciles de sobrellevar. Una mujer que experimenta cambios de humor puede sentir que está en una montaña rusa de emociones: un minuto se levanta y al minuto siguiente está deprimida. Los cambios de humor pueden ser repentinos e intensos, aunque la experiencia con ellos puede variar de mujer a mujer.

Los cambios de humor crónicos y severos son un trastorno psicológico, un problema de salud tan real como una dolencia física. En mujeres en la transición a la menopausia son causados principalmente por desequilibrios hormonales; cuando la producción de la hormona estrógeno disminuye, afectando los neurotransmisores reguladores del estado de ánimo, que resulta en cambios de humor. Otros síntomas de la menopausia también pueden tener una influencia negativa en el estado de ánimo, como la fatiga.

Leer más... Volver al inicio
7

Fatiga

Fatiga

La fatiga es uno de los síntomas más comunes de la menopausia y se define como una sensación continua y persistente de debilidad, cansancio y disminución de los niveles de energía. Otras características de la fatiga pueden incluir irritabilidad y disminución de la capacidad de atención.

La fatiga durante la menopausia es principalmente causada por cambios hormonales; las hormonas como el estrógeno regulan el uso de energía a nivel celular, cuando los niveles hormonales disminuyen durante la menopausia, también lo hacen los niveles de energía. La fatiga crónica en la menopausia puede tener un impacto drástico en la vida diaria.

Leer más... Volver al inicio
8

Caída de cabello

Caída de cabello

La pérdida de cabello representa un desprendimiento gradual o un adelgazamiento del cabello. Este es uno de los síntomas de la menopausia más notables físicamente y es normalmente causada por el desequilibrio hormonal, porque los folículos pilosos necesitan estrógeno para mantener el crecimiento del cabello.

La caída del cabello puede manifestarse en otras partes del cuerpo, incluido el área púbica. El cabello también puede volverse más seco y más quebradizo, y puede caerse más mientras se cepilla o se ducha.

Para muchas mujeres este síntoma es perturbador, ya que es un signo visible de envejecimiento. Hay formas de tratar el desequilibrio hormonal para detener la pérdida de densidad capilar durante la menopausia. Sin embargo, la pérdida de cabello que se acompaña de mala salud general requiere la atención de un médico.

Leer más... Volver al inicio
9

Problemas para dormir

Problemas para dormir

Despertarse muchas veces durante la noche, dar vueltas en la cama y el insomnio son todos trastornos del sueño relacionados con la menopausia. Las mujeres atraviesan por la menopausia y experimentan problemas para dormir y conciliar el sueño se vuelve cada vez más difícil.

En el pasado, los médicos creían que el sueño interrumpido era consecuencia de sudores nocturnos, pero estudios recientes indican que los problemas con el sueño no siempre están relacionados con otros síntomas de la menopausia. Los trastornos del sueño son un síntoma de la menopausia propio, pero es importante que una mujer distinga si su trastorno del sueño es causado por desequilibrio hormonal, o si hay otro factor detrás de él.

Leer más... Volver al inicio
10

Dificultad para concentrarse

Dificultad para concentrarse

En el período previo a la menopausia, a muchas mujeres les preocupa enfrentarse a dificultades para recordar cosas o experimentar bloqueos mentales. Esto puede ser confuso o preocupante para las mujeres y puede tener un gran impacto en todos los aspectos de la vida cotidiana. La razón principal por la cual este síntoma ocurre durante la menopausia es el desequilibrio hormonal, específicamente la deficiencia de estrógenos. Tratar el desequilibrio hormonal ayudará a una mujer a superar las dificultades para concentrarse.

Por otro lado, los trastornos del sueño también puede contribuir a problemas de memoria y causar dificultad para concentrarse, así como otros síntomas de la menopausia.

Volver al inicio
11

Lapso de memoria

Lapso de memoria

Las mujeres que se acercan a la menopausia a menudo se quejan de pérdida de memoria, lapsos de memoria y la incapacidad para concentrarse. Las llaves del auto extraviadas, las citas o cumpleaños olvidados y los pensamientos perdidos pueden parecer sucesos triviales, pero pueden ser extremadamente angustiosos para las mujeres que nunca antes habían tenido lagunas mentales. Sin embargo, estos lapsos de memoria son un síntoma normal de la menopausia, asociado con bajos niveles de estrógeno así como con altos niveles de estrés.

La pérdida de memoria afecta a la mayoría de las personas de una forma u otra, y la mayoría de las veces, es solo un lapso de memoria momentáneo; sin embargo, cuando los lapsos de memoria comienzan a ser una ocurrencia regular o severa, es aconsejable buscar evaluación médica.

Volver al inicio
12

Mareos

Mareos

El mareo o vértigo es una sensación de giro transitorio, que puede ir acompañada de una sensación de aturdimiento o inestabilidad, así como la incapacidad de mantener el equilibrio al pararse o al caminar. Estos episodios pueden durar tan solo unos pocos segundos, pero pueden dejar a una mujer sintiéndose mal durante un período prolongado de tiempo o incluso pueden provocar caídas.

El mareo es un síntoma de muchas afecciones médicas; sin embargo, también es un posible síntoma de la menopausia, causado por fluctuaciones en los niveles hormonales, como el estrógeno. Las mujeres que experimentan mareos inexplicables deben consultar a su médico para distinguir entre problemas triviales, enfermedades graves y mareos causados por el desequilibrio hormonal.

Volver al inicio
13

Aumento de peso

Aumento de peso

El aumento de peso, específicamente la acumulación de grasa alrededor de la cintura, es otro síntoma del cambio hormonal durante la menopausia. Mientras que algunas fuentes afirman que la menopausia no tiene relación con el aumento de peso, hay diferentes indicadores que refieren que los cambios hormonales durante la menopausia influyen en el aumento de peso y la redistribución de la grasa. Básicamente, menos hormonas de estrógeno circulantes llevan al cuerpo a retener más células de grasa como fuente alternativa al estrógeno.

Además, los bajos niveles de testosterona conducen a una disminución del índice metabólico, lo que significa que desde la menopausia en adelante las mujeres necesitan menos calorías diariamente; por lo tanto, las mujeres que continúan comiendo como antes aumentarán de peso por defecto. De esta manera, los cambios en la dieta y el ejercicio son necesarios para revitalizar la tasa metabólica del cuerpo y prevenir el aumento de peso durante la menopausia, así ayudar con los desequilibrios hormonales subyacentes.

Leer más... Volver al inicio
14

Incontinencia

Incontinencia

La incontinencia en mujeres durante la transición a la menopausia se puede dividir en tres tipos. Primero, la incontinencia por esfuerzo es la liberación accidental de orina mientras se ríe, tose, estornuda o debido a un esfuerzo excesivo, que generalmente ocurre cuando los músculos internos no funcionan de manera efectiva debido a la edad, la cirugía o el parto. Segundo, la incontinencia de urgencia, donde la vejiga desarrolla una "mente propia", contrayéndose y vaciando cuando está lleno a pesar de los esfuerzos conscientes de resistencia de la mujer. Finalmente, la incontinencia por rebosamiento que es la ausencia de la sensación de una vejiga llena, por lo que la micción ocurre accidentalmente.

La experiencia personal de incontinencia de una mujer podría incluir cualquier combinación de estos tres tipos de incontinencia. Si bien la incontinencia puede ser preocupante y embarazosa para las mujeres, hay tratamientos prácticos disponibles para esta condición común.

Volver al inicio
15

Distensión abdominal

Distensión abdominal

La distensión abdominal ocurre en la mayoría de las mujeres a lo largo de sus vidas, debido a problemas digestivos o como parte del síndrome premenstrual. Este síntoma se caracteriza por un vientre hinchado, una sensación de opresión y malestar o dolor en el área del estómago.

Por lo general, los bajos niveles de bilis, consecuencia directa de la deficiencia de estrógenos, genera el tránsito deficiente de alimentos y exceso de gases intestinales. Otra causa de hinchazón podría ser la intolerancia a la lactosa.

La experiencia de hinchazón de cada mujer es única; sin embargo, la hinchazón puede ser periódica, con una duración de unos pocos días a la vez que disminuye, aparece después de comer o puede empeorar progresivamente en el transcurso de un día. Dolor abdominal persistente e inexplicable por más de tres días debe ser revisado por un médico.

Volver al inicio
16

Alergias

Alergias

Las hormonas y el sistema inmunológico están directamente vinculados, por lo que cambios hormonales durante la menopausia pueden conducir a un aumento de las alergias entre las mujeres. Muchas mujeres experimentan una mayor sensibilidad a las alergias, mientras que otras pueden volverse alérgicas repentinamente a algo que nunca antes les había molestado. Este es particularmente el caso de la fiebre del heno, el asma y la dermatitis.

Las alergias pueden ser un síntoma frustrante durante la menopausia, ya que pueden afectar la vida diaria. La mayoría de las mujeres solo experimenta síntomas "leves" como erupciones, estornudos y picazón en los ojos. Estos síntomas leves se pueden evitar haciendo cambios en la alimentación y hábitos así como combatiendo el desequilibrio hormonal. Para el caso de los síntomas extremos de alergia, como hinchazón, mareos y calambres, es importante atenderse con un médico.

Volver al inicio
17

Uñas quebradizas

Uñas quebradizas

Hay una variedad de cambios en las uñas que ocurren durante la menopausia que podrían indicar un problema, pero los más comunes son las uñas quebradizas, blandas o que se agrietan, se parten o se rompen horizontalmente en la parte superior de la uña. Esto puede indicar una deficiencia nutricional; sin embargo, en las mujeres mayores, las uñas quebradizas comúnmente se deben a un desequilibrio hormonal. Los niveles bajos de estrógeno causan deshidratación en el cuerpo, lo que provoca sequedad en la piel, el cabello y las uñas.

Además de las uñas quebradizas, otros trastornos de las uñas comunes en la menopausia incluyen uñas convexas o en forma de cuchara, crestas en la lámina ungueal e infección del lecho ungueal y la cutícula. Las uñas de la mano o de los pies persistentemente dolorosas o inflamadas requieren la atención de un médico.

Volver al inicio
18

Cambios en el olor

Cambios en el olor

Los cambios hormonales de la menopausia provocan un aumento en la producción de sudor, en respuesta a los síntomas físicos de la menopausia, como sofocos y sudores nocturnos, o síntomas psicológicos, como ansiedad y trastorno de pánico. Este aumento en la producción de sudor puede conducir a un aumento en el olor corporal, incluso mientras se mantiene un buen régimen de higiene personal.

Además de la cantidad de sudor producido, los cambios en el olor corporal también pueden deberse a la predisposición genética. Aunque los cambios en el olor son normales en las mujeres menopáusicas, suelen resultar molestos. Existen formas de tratar desequilibrio hormonal, mientras que los cambios simples en el estilo de vida, como elegir ropa con telas naturales pueden ayudar a reducir el olor corporal.

Volver al inicio
19

Palpitaciones

Palpitaciones

Los ataques de latidos acelerados y rápidos asustan a muchas mujeres debido a su aparición repentina y la dificultad para calmarlas. Las palpitaciones en mujeres durante la transición a la menopausia son causadas principalmente por el desequilibrio hormonal. La deficiencia de estrógenos puede sobre estimular los sistemas nervioso y circulatorio, causando latidos cardíacos irregulares, palpitaciones y aumentando la presión arterial, así como ciertas arritmias.

Al igual que con cualquier afección cardíaca, este síntoma podría significar algo más serio, por lo que es recomendable que las mujeres consulten con su médico. El estrés, la ansiedad y el trastorno de pánico son otras causas de este síntoma que deben explorarse antes de considerar una opción de tratamiento. Otros desencadenantes que deben evitarse incluyen la cafeína y la nicotina.

Volver al inicio
20

Depresión

Depresión

Sentirse triste o infeliz por cortos períodos de tiempo sin razón o advertencia también es normal y ordinario. Pero si tales sentimientos persisten o afectan su vida cotidiana, podría indicar un trastorno depresivo.

La gravedad y la duración de los sentimientos de tristeza, así como la presencia de otros síntomas, son factores que distinguen la tristeza común de un trastorno depresivo. Otros síntomas de la depresión incluyen pérdida de interés en las actividades habituales, trastornos del sueño y de la alimentación y aislamiento de familiares y amigos.

La depresión puede ocurrirle a cualquier persona a cualquier edad. Aflige a casi 19 millones mujeres americanas cada año, y hasta cinco de cada diez mujeres sufrirán de depresión en algún momento. También, muchas mujeres experimentan síntomas de depresión durante sus 20 o 30 años.

Leer más... Volver al inicio
21

Ansiedad

Ansiedad

La ansiedad es un sentimiento intenso causado por condiciones físicas o psicológicas, tipificadas por sensaciones de agitación y pérdida de control emocional. La ansiedad o los sentimientos de ansiedad también se asocian con ataques de pánico y pueden manifestarse como síntomas físicos, como dificultad para respirar y palpitaciones. La ansiedad durante la menopausia es causada por la caída repentina de los niveles de estrógenos que circulan en el cuerpo, lo que reduce la producción de neurotransmisores responsables de la regulación del estado de ánimo, como la serotonina y la dopamina.

La frecuencia de la ansiedad puede variar desde un evento único hasta episodios recurrentes. El diagnóstico temprano puede ayudar a una recuperación rápida, evitar que el trastorno empeore y posiblemente evitar que el trastorno se convierta en depresión, por lo que es importante buscar tratamiento médico para los síntomas de ansiedad.

Leer más... Volver al inicio
22

Irritabilidad

Irritabilidad

La irritabilidad es un "mal humor" que se caracteriza por sentimientos de estrés, paciencia y tolerancia reducidas y arremetida con enojo o frustración sobre asuntos que pueden parecerle triviales a los demás. La irritabilidad durante la menopausia es a menudo causada por cambios hormonales, por lo que bajos niveles de estrógenos circulantes tienen un efecto adverso sobre los neurotransmisores en el cerebro que son responsables de la regulación del estado de ánimo.

Muchas mujeres mayores también se sienten irritables o "al límite" la mayor parte del tiempo debido al estrés adicional de otros síntomas de la menopausia, como los bochornos y los trastornos del sueño. Si la irritabilidad persiste durante más de una semana y está afectando negativamente el desempeño laboral y las relaciones con la familia, amigos y compañeros de trabajo, se recomienda buscar tratamiento médico.

Leer más... Volver al inicio
23

Trastorno de pánico

Trastorno de pánico

El trastorno de pánico consiste en episodios emocionales significativos y debilitantes caracterizados por miedo y ansiedad repentinos y abrumadores. Estos sentimientos pueden ser intensos y causados por condiciones físicas o psicológicas. Un episodio de trastorno de pánico puede conllevar a un ritmo cardíaco acelerado, sensación de temor, respiración superficial, nerviosismo y sentimientos de terror extremo. Estos "ataques" de pánico pueden variar en frecuencia desde un único episodio a ocurrencias regulares.

El trastorno de pánico puede ser extremadamente aterradores para las mujeres que lo experimentan, pero es posible superarlo tratando algunas de las causas comunes como desequilibrio hormonal, mediante simples cambios en el estilo de vida complementados con remedios naturales. Si la calidad de vida de una mujer se ve severamente interrumpida por este síntoma, es importante buscar tratamiento médico.

Volver al inicio
24

Dolor en los senos

Dolor en los senos

El dolor en los senos se caracteriza por una incomodidad generalizada o dolor asociado con tocar o aplicar presión en los senos. El dolor o la sensibilidad en los senos en uno o ambos senos es sintomático de los cambios hormonales y, como tal, a menudo precede o acompaña los períodos menstruales, y también puede ocurrir durante el embarazo, el posparto y la menopausia.

El desequilibrio hormonal que causa dolor en los senos es particular para cada mujer, por lo que el dolor en los senos puede ocurrir en diferentes momentos o a diferentes intensidades en las mujeres individuales.

Una mujer debe consultar a su médico si el dolor es intenso o persiste durante dos meses o más, así como si el dolor en los senos va acompañado de un bulto en el seno, secreción del pezón o cualquier otro síntoma inusual.

Leer más... Volver al inicio
25

Dolor de cabeza

Dolor de cabeza

Los dolores de cabeza ser causados por una variedad de factores tales como tensión muscular, beber demasiado alcohol o como un como efecto secundario de otras enfermedades comunes como la gripe. Sin embargo, los dolores de cabeza también están también relacionados con los efectos del desequilibrio hormonal.

Muchas mujeres sufren dolores de cabeza o migrañas justo antes de sus períodos o en la ovulación. Estos dolores de cabeza, a veces llamados "migrañas menstruales", ocurren cuando los niveles de estrógeno se hunden durante el ciclo menstrual.

Adicionalmente, cuando el cuerpo comienza a disminuir su producción de estrógeno debido a la menopausia, las mujeres experimentan dolores de cabeza también. Los dolores de cabeza severos que se acompañan de confusión o fiebre alta pueden indicar una condición de salud grave y requieren la atención de un médico.

Leer más... Volver al inicio
26

Dolor en las articulaciones

Dolor en las articulaciones

El dolor articular es uno de los síntomas más comunes de la menopausia y se estima que más de la mitad de todas las mujeres posmenopáusicas experimentan diversos grados de molestias en las articulaciones.

El dolor en las articulaciones es un dolor inexplicable en los músculos y las articulaciones, que no está relacionado con el trauma o el ejercicio, pero puede estar relacionado con los efectos de los niveles de hormonas fluctuantes en el sistema endocrino. Los estrógenos ayudan a prevenir la inflamación en las articulaciones, por lo que los niveles bajos de esta hormona durante la menopausia pueden provocar un aumento de los casos de inflamación y, por lo tanto, un mayor molestia.

El tratamiento temprano a menudo puede brindar alivio y prevención del desarrollo de la artritis. Existen diferentes estrategias saludables para combatir el dolor en las articulaciones.

Volver al inicio
27

Boca ardiente

Boca ardiente

El síndrome de boca ardiente es una afección compleja e irritante en la que se produce un dolor ardiente en la lengua o los labios, o en toda la boca, sin signos visibles de irritación, pero acompañado de otros síntomas como mal aliento o mal sabor de boca.

La lengua ardiente afecta a las mujeres más que los hombres. Por lo general, ocurre después de los 60 años, pero también puede ocurrir en personas más jóvenes.

El trastorno se ha asociado durante mucho tiempo con una variedad de afecciones, incluida la menopausia. Durante la transición a la menopausia, los niveles bajos de estrógeno dañan las papilas gustativas amargas en la boca, causando el síndrome. Es recomendable que las mujeres que tienen dolor persistente consulten a su médico.

Volver al inicio
28

Descargas eléctricas

Descargas eléctricas

Este síntoma presenta una sensación "eléctrica" peculiar, como la sensación de hormigueo entre la piel y el músculo y pueden aparecer como un precursor de un bochorno, a menudo en la cabeza.

Las descargas eléctricas generalmente solo ocurren por un breve momento, pero aún puede ser una sensación bastante desagradable. Se cree que la causa de la sensación de choque eléctrico en la menopausia está relacionada con el efecto de la fluctuación de los niveles de estrógeno en los sistemas cardiovascular y nervioso.

Aunque este síntoma es relativamente inofensivo, puede ser incómodo y se puede resolver fácilmente tratando la causa: el desequilibrio hormonal. Si el síntoma se vuelve intenso, es recomendable ponerse en contacto con un médico para obtener ayuda.

Volver al inicio
29

Problemas digestivos

Problemas digestivos

Los problemas digestivos se definen como cambios en la función gastrointestinal, con síntomas como producción excesiva de gases, calambres gastrointestinales y náuseas. La principal razón por la cual las mujeres durante la menopausia pueden estar experimentando más problemas digestivos que antes es el desequilibrio hormonal que puede alterar el tránsito natural de los alimentos en el intestino.

Los problemas digestivos también pueden deberse a un cambio en la dieta o incluso intolerancia a la lactosa. Las mujeres que experimentan dolor gástrico y estomacal durante más de tres días, o cuyo dolor es más severo que antes, deben consultar a un médico de inmediato.

Volver al inicio
30

Problemas de encías

Problemas de encías

Los problemas de encías son comunes entre las mujeres mayores. Aunque esto podría deberse a una higiene dental deficiente, principalmente son causados por cambios hormonales en la menopausia, principalmente la deficiencia de estrógenos.

El más común de los problemas de encías experimentados en la menopausia es la gingivitis, o inflamación y sangrado de las encías. Si no se trata, los problemas de encías pueden llevar a la pérdida de dientes, infecciones y enfermedades del corazón.

El sangrado y las encías doloridas son fáciles de revertir si se los combate antes de que sean demasiado severos, mediante una combinación de métodos de higiene dental y abordando el desequilibrio hormonal subyacente mediante cambios saludables en el estilo de vida y suplementos naturales. Si el problema continúa, es importante buscar el consejo de un dentista.

Volver al inicio
31

Tensión muscular

Tension muscular

La tensión muscular se produce cuando los músculos, especialmente los del cuello, hombros y espalda, se sienten apretados o tensos, o cuando hay un aumento general de dolor y rigidez en todo el cuerpo.

La tensión muscular es un síntoma común de la menopausia, ya que los niveles bajos de estrógeno conducen a un aumento en el cortisol, conocido principalmente como la hormona del estrés. Los altos niveles continuos de cortisol hacen que los músculos del cuerpo se contraigan y se fatiguen.

Las mujeres que tienen un estilo de vida saludable son menos propensas a la tensión muscular que las mujeres que sufren de mala nutrición y que no hacen suficiente ejercicio físico. Las mujeres durante la menopausia pueden combatirlo equilibrando las hormonas y practicando técnicas de relajación.

Volver al inicio
32

Picazón en la piel

Picazón en la piel

Cuando los niveles de estrógeno disminuyen durante la perimenopausia, la producción de colágeno también es más lenta. El colágeno es responsable de mantener la piel tonificada, fresca y resistente. Entonces, cuando el cuerpo comienza a quedarse sin colágeno, se nota en la piel, a medida que la piel se vuelve más delgada, seca y menos juvenil. La sequedad de la piel produce prurito o picazón en la piel, un síntoma frustrante que puede alterar la vida de las mujeres tanto para dormir como para despertarse.

La picazón en la piel es uno de los primeros síntomas que aparece porque la pérdida de colágeno es más rápida al comienzo de la menopausia. Es posible que la menopausia prematura también conduzca a una pérdida de colágeno más rápida. Para poder superar los síntomas de la picazón en la piel, es recomendable tratar el desequilibrio hormonal.

Volver al inicio
33

Hormigueo en manos y pies

Hormigueo en manos y pies

El hormigueo en las extremidades es donde las mujeres menopáusicas experimentan la sensación de "bichos" caminando por su piel, una sensación de ardor como picadura de insecto o súper sensibilidad en sus manos, brazos, piernas y pies. En la mayoría de las personas, el hormigueo es inofensivo y generalmente ocurre debido a un nervio pellizcado o una arteria comprimida que reduce el flujo de sangre a través de la extremidad causando que "se duerma". Sin embargo, en las mujeres menopáusicas, el hormigueo en las extremidades es comúnmente causado por el efecto que tienen los bajos niveles de estrógeno en el sistema nervioso central.

El hormigueo en manos y pies también puede ser un síntoma de otros problemas, como ansiedad, mala circulación sanguínea, diabetes, enfermedad cardíaca, derrame cerebral o un tumor. Cualquier hormigueo inexplicable que afecte un lado del cuerpo o esté acompañado de debilidad muscular justifica atención médica inmediata.

Volver al inicio
34

Osteoporosis

Osteoporosis

La osteoporosis es un trastorno óseo degenerativo, que se caracteriza por adelgazamiento y debilitamiento de los huesos. La menopausia afecta negativamente el crecimiento óseo.

Normalmente, los huesos pasan por un proceso mediante el cual los huesos viejos se reemplazan con células óseas nuevas, pero la capacidad del cuerpo para manejar este proceso cambia con la edad. Alrededor de los 35 años hay menos crecimiento óseo que eliminación ósea.

El estrógeno está involucrado en el proceso de absorción de calcio en los huesos; por lo tanto, debido a la disminución en los niveles de estrógeno, las mujeres experimentarán una reducción acelerada de la densidad ósea, que ocurre desde la perimenopausia en adelante. Este trastorno se llama osteoporosis. La reducción de la densidad ósea significa que los huesos son mucho más susceptibles a roturas y fracturas.

Leer más... Volver al inicio